Como Plantar y Cuidar Adecuadamente de su Grama

Uno de los elementos fundamentales de todo jardín es la presencia del césped. Si éste además tener un buen aspecto, crea un buen ambiente da vida a su casa, puede realmente hacer la diferencia a la hora de tan agradable es su jardín.

Lo primero que hay que hacer al momento de iniciar la construcción de su jardín es hacer una buena elección en cuanto al tipo de césped que le gustaría sembrar. En lugares como Panamá donde hace calor extremo es recomendable escoger el tipo de grama con la resistencia adecuada. A continuación le daremos los pasos a seguir para plantar el césped sin necesidad de ser expertos en la materia ni jardineros profesionales.

El proceso a seguir es el siguiente:

1. Labrar la zona.

2. Quitar las piedras y objetos que obstaculicen el crecimiento de la grama.

3. Sembrar las semillas.Le recomendamos utilizar una mezcla de varios tipos de grama para zonas cálidas como nuestro país con el fin de obtener rápidamente un tipo césped que pueda crecer bajo la sombra y sobreviva con sol directo (que a la vez retenga la suficiente cantidad de agua a mientras crece). Es importante procurar elegir un día que haya mucho viento para realizar la siembra.

4. Rastrillar las semillas para enterrarlas superficialmente.

5. Se echa una fina capa de abono sobre toda la superficie.Esto es para el césped porque la grama apenas necesita un cuidado especial.

6. Con una azada o herramienta similar se van introduciendo los trozos de grama en el suelo con las yemas de los dedos de forma que el tallo, quede dentro de la tierra y alguna hoja por fuera para recibir la energía solar. En el caso en el que no se consiguiera trozos de grama adulta tendrá que comprar semillas (aunque son relativamente caras) y añadirlas a la mezcla del tercer paso.

7. Finalmente se riega abundantemente el área hasta que esté el terreno quede medio.

Si sigue estos pasos correctamente y le brinda los cuidados necesarios al suelo, no será necesario volver a sembrar en años, a la vez de podrá disfrutar de una auténtica alfombra verde en su jardín por mucho tiempo.